Inversión en Ganado

  • Inversión en Ganadería:

Integrarse al Negocio Ganadero Uruguayo, es ingresar a la  actividad con mas prestigio a nivel internacional. La Carne uruguaya es reconocida y demandada por los principales mercados del Mundo, ya que esta actividad, se desarrolla sobre un agroecosistema de pasturas naturales y sembradas a cielo abierto y sin el uso de hormonas, lo cual es cada vez mas valorado por los consumidores. En este contexto la  inversión en ganado, capitalización de ganado o en el negocio ganadero en Uruguay integrando contratos puntuales de capitalización de ganado o integrando empresas agropecuarias son una oportunidad de crecimiento y ahorro para quienes no tengan los conocimientos, la experiencia o  el capital suficiente para ingresar solos al sector. Estos negocios serán cuidados en campos administrados por Integración Agropecuaria utilizando las tecnologías más convenientes, buscando rentabilidad, minimizando riesgos y con el cuidado del medio ambiente. 

  Con los contratos de capitalización de ganado firmados con los interesados, su capital se aplica a un determinado grupo de animales de una edad sexo y peso medio estipulado, que deberá cumplir un programa de Producción preestablecido a los efectos de lograr el Producto Final del contrato, momento en que se liquida el mismo y se reparte el resultado del mismo. Existen innumerables modalidades, recomendando minimizar riesgos mediante nuestra exclusiva propuesta de invertir en "Kilos de Novillo Gordo"(KNG) con diferentes tasas y plazos que se corresponden a los diferentes negocios que pueden desarrollarse, tanto de cría, recría o engorde, todos ellos con diferentes categorías animales que arrojan diferentes plazos hasta lograr el Producto Final del contrato.

  El capital integrado por el inversor se traduce a “kilos de novillo gordo” “KNG” al precio del kilo de novillo gordo del Instituto Nacional de Carnes INAC al momento de su ingreso. Los animales integrados van aumentando su peso a una tasa superior a los kilos a los que el inversor tiene derecho, lo cual asegura el mantenimiento del valor de la garantía. 

  El Inversor recibe al vencimiento del contrato los Kg Nov Gordo "KNG" más los kg ganados a una tasa fija en kg y liquidados al precio del índice novillo de INAC del día de las ventas. La rentabilidad en dólares final para el inversor depende de dicho precio como única variable y está acotada por topes de mínima y máxima renta anual en dólares. E
n caso de baja en los precios del ganado según publica INAC, el inversor no solo mantiene su Capital a salvo en dólares, sino que obtiene una tasa mínima de renta anual mayor a las que ofrece el mercado. Esta renta puede llegar hasta un máximo estipulado previamente en caso que el precio del ganado suba al final del contrato.

  En resumen esta propuesta le ofrece a los inversores, tener su capital inicial y una renta mínima asegurado y garantizado por los animales involucrados en el contrato, con trazabilidad individual obligatoria en Uruguay.

Consulte por contratos en modalidad Tasa Fija en dólares, contratos a plazos desde 6 a 36 meses.

  • Video: Inversión en Ganado:

  

  • Resultado financiero de la inversión:

  (Extracto del Proyecto MGAP - Serv Agropecuarios 2004) El resultado financiero del inversor se puede analizar de la siguiente forma: en principio se prevee un precio de entrada y salida iguales, correspondiente al Índice de INAC del día del contrato y la tasa en kilos anual en KNG. 
  De esta forma se establecen los KNG que obtendría aproximadamente al final y los topes de rentabilidad en dólares máximo y mínimo anuales. La tasa anual en dólares en este caso es igual a la tasa en KNG ya que suponemos que se entra y sale con el mismo valor del Indice de INAC. 

Cuando el precio al que se liquida el contrato es menor al Inicial, la tasa en dólares disminuye hasta llegar al Tope Mínimo establecido al Inicio del Contrato, asumiendo el tomador las bajas posteriores. Cuando el precio al que se liquida el contrato es mayor al Inicial, la tasa en dólares aumenta hasta llegar al Tope Máximo establecido, recibiendo el Tomador las subas mayores.

  Veamos ahora las ventajas respecto de la situación actual de financiamiento del sector agropecuario, desde el punto de vista del inversor y productor en forma independiente.

  •   Desde el punto de vista del inversor: 

  El mercado de capitales en Uruguay no se ha desarrollado de manera significativa en los últimos años, , el cual se ha reducido sensiblemente, ha provocado que el principal agente que oferta instrumentos de deuda sea el Estado. 
  De esta forma, la principal alternativa de inversión para los fondos de pensión (Afaps), las compañías aseguradoras, los corredores de bolsa y el inversor individualmente considerado se reduce a un mercado de títulos en dólares y en pesos emitidos por la República Oriental del Uruguay. 
  Esta situación provoca una concentración de riesgo no deseada para muchos agentes, puesto que no existen alternativas que generen una adecuada diversificación del riesgo de crédito ni oportunidades que pueda canalizar ahorro a las principales actividades productivas del país.
  Principalmente, en nuestro mercado existen dos formas de canalizar el ahorro al sector pecuario, a saber:

A través de la intermediación financiera.
  El sistema bancario concede préstamos en dólares a tasa fija para adquisición de semovientes. En general, y dependiendo de la calificación del productor, estos créditos requieren importantes garantías reales. Incluso en estas condiciones, este tipo de financiamiento se encuentra prácticamente restringido en la banca privada, y no ha tenido, luego de la crisis bancaria del 2002, un impulso dinamizador desde filas del Banco de la República Oriental del Uruguay. 
  Mediante la participación en organizaciones que canalizan ahorro al sector agropecuario: en particular las propuestas que están de moda son el negocio de capitalización de ganado. Este tipo de instituciones ofrece la adquisición de semovientes bajo determinadas condiciones, negocio de capitalización en la que el inversor compra a un determinado precio y, asume el riesgo del Negocio (mortandad, bajo niveles de engorde, etc.) tanto como el Riesgo de Mercado (evolución del precio del ganado). 
 

La creación de la Ley de Fideicomiso estimula el desarrollo de instrumentos que puedan cubrir la falta de alternativas de inversión mencionada. En particular el presente proyecto, apunta a consolidar una organización que busca alternativas atractivas en el ámbito del sector agropecuario, para un inversor con un perfil de riesgo moderado.   A continuación el análisis se centrará en describir someramente cuales son los principales instrumentos de inversión en este sector, como los títulos ofrecidos por Integración Agropecuaria cubren un perfil de inversor, para el cual hoy no existe ninguna alternativa.
  Como se mencionó el Fideicomiso junto con el bono colateralizado minimizan el Riesgo de Crédito del inversor, en tanto la adquisición de las opciones de venta (en ambos instrumentos) le permiten una estrategia que les asegura un retorno mínimo en caso de fuerte caída del precio del ganado, lo que le permite mitigar el riesgo de Mercado del negocio. El diseño de los bonos apuntan a un perfil del inversor menos agresivo que en el caso del negocio de capitalización (el cual también es ofrecido por Integración Agropecuaria), y en el cual no hay oferta de ningún tipo.
  En síntesis estos instrumentos cubren una gama más amplia del espectro de inversores, incluyendo un sector más conservador en términos de riesgo/retorno, para el cual hasta el presente, no existen alternativas que habiliten su participación.

La somera descripción precedente, evidencia que cualquier inversor individual cuenta actualmente sólo con la Exclusiva Propuesta de Integración Agropecuaria para participar en la principal actividad económica del país, así como el sector que se encuentra liderando la recuperación económica. Por otra parte, se aprecia claramente que los nuevos títulos permiten al inversor canalizar ahorro al sector pecuario, pero con un nivel de riesgo Crédito y de Mercado acotado.